>  Los Kunas y el Cacao

Compartir

Interesado por la gran cantidad de artículos científicos publicados sobre los Kunas, en los que se concluye que su baja tensión arterial se debe al elevado consumo de cacao, el museo del chocolate Choco-Story decidió organizar una expedición a Panamá.

 
Los Kunas habrían sido expulsados por las expediciones españolas de su región de origen en Colombia hacia Panamá.
 
Más tarde, otras tribus amerindias, como los Emberas, los habrían relegado hacia las zonas costeras y montañosas.
 
Los Kunas viven ahí en lugares inhóspitos y, en ocasiones, de difícil acceso.
 
Sin embargo, el origen lejano de los Kunas sigue siendo un misterio. Algunos investigadores los consideran descendientes de los mayas de Centroamérica.
 
Lo que es sí es cierto es que comparten sus hábitos y tradiciones en relación con el cacao.
 
En efecto, los Kunas consumen cacao todos los días y celebran el nacimiento, la pubertad y la muerte con cacao.
 
Cuando alguien cae enfermo, es tratado con cacao, un cacao especial que primero se somete a una ceremonia para reforzar sus efectos medicinales durante la cual el "nele" o médico de la aldea realiza unos cánticos. Estos cánticos son diferentes según se trate de un niño, una niña, un adulto, etc.
 
A continuación, este cacao "reforzado" se utilizará durante una ceremonia acompañada de otros cánticos durante la cual el humo de las habas de cacao quemadas en un incensario envolverá al enfermo acostado en una hamaca.
 
Durante una primera visita de exploración, aprendimos que los Kunas consiguen extraer la manteca de cacao y la utilizan mezclada con achiote para maquillarse y mezclada con una planta, el mageb, como pomada para tratar las picaduras.
 
En Choco-Story, Brujas, habíamos intentado extraer la manteca de cacao de las habas, pero sin éxito.
 
Fue toda una revelación ver a esta dama Kuna, en una humilde choza y con ayuda de utensilios rudimentarios, llenar una taza de manteca de cacao.
 
El proceso es sencillo, pero hay que conocerlo.
Se tuestan las habas, se pelan y se muelen.
La masa así obtenida se mezcla con agua y se lleva a ebullición.
Transcurridas algunas horas, la manteca de cacao sube a la superficie y se retira con una cuchara.
Un proceso sencillo pero que impresiona y conmueve.
 
Los Kunas viven todavía en una autarquía. Cultivan la mandioca, la banana y el cacao.
Su dieta cotidiana se basa en una mezcla de cacao y banana llamada madun.
 
Pescan poco. Algunos cazan, pero su alimentación es esencialmente vegetariana.
 
Al igual que ellos, nos lavamos en el río.
 
Pero el agua para beber y nuestros alimentos fueron transportados hasta la aldea a lomos de los caballos. Era importante no correr riesgo alguno.
 
Panamá – Los indios Kuna – 2ª visita
 
El interés de Choco-Story, el museo del chocolate de Brujas, por las tradiciones de cacao de los indios de Panamá, es fruto de la lectura de artículos científicos.
 
En estos artículos, se establece un vínculo entre la baja presión arterial de los indios Kuna y su consumo regular de cacao.
 
Esto es lo que nos ha llevado a visitar a los Kuna y a estudiar sus tradiciones.
 
Hemos visitado la isla de Playon Chico (1 200 habitantes) en la región de San Blas, así como el pueblo de Wala (1000 habitantes) en la región de Darien
 
La superficie de la pequeña isla está completamente ocupada por casas (cabañas), centros de congresos, escuelas e iglesias.
 
Un puente peatonal une la isla con la pista de aterrizaje situada en tierra firme.
Los habitantes de la región, los Kuna, son originarios de Colombia.
Algunos dicen que fueron expulsados por los españoles y que, cuando llegaron a Panamá, fueron empujados por otras tribus, en concreto los Emberas, hacia las inhóspitas regiones de las islas y de la montaña.
 
En la isla de Playon Chico, no nos han comido los mosquitos. No hay. Esa es la razón que esgrimen los Kuna para vivir aquí y no en tierra firme.
 
Tienen sus campos en tierra firme, donde cultivan cacao, maíz y mandioca.
 
La isla de Playon Chico está rodeada por otras islas, a cual más paradisíaca.
 
Los indios Kuna viven en una estructura matriarcal. Las mujeres ostentan por tanto un cierto poder y en ocasiones ocupan puestos de representación del pueblo Kuna ante el gobierno panameño.
 
Cada uno de los pueblos está dirigido por sahilas o sabios del pueblo.
 
Son ellos quienes autorizan o no a tomar fotografías y, para ello, es necesario someterse a una ceremonia impregnada de tradiciones
 
Aunque no les comprendamos, escuchar a los sahilas darnos la bienvenida, con dignidad y cortesía, nos hace volver al pasado como una incursión en la historia y merece todo nuestro respeto.
 
Una vez recibido el consentimiento de los sahilas, podemos emprender nuestro estudio.
 
Choco-Story, el museo del chocolate de Brujas en Bélgica, quería estudiar la tradición Kuna en relación con el cacao.
 
Y no nos sentimos decepcionados.
 
El cacao acompaña al indio Kuna durante toda su vida.
 
En todos los momentos importantes de la vida del indio Kuna, se celebra una ceremonia en la que se queman habas de cacao:
 
en el nacimiento,
en la pubertad,
en el fallecimiento,
cuando hay una epidemia,
cuando el Kuna está enfermo,
antes de ir a trabajar al campo.
Además, los Kuna consumen cacao todos los días en forma de bebida, en la que se mezcla cacao con banana: el “madun”.
 
El cementerio se encuentra en la ladera de una colina situada en tierra firme y con vistas a Playon Chico. Lo que significa que los habitantes de Playon Chico tienen permanentemente a la vista el cementerio donde están enterrados sus antepasados.
 
Los muertos se entierran bajo un techo de paja (o de lona). Las mujeres acuden regularmente a velar a los muertos y queman cacao para ayudar al difunto a recorrer el río que lleva al más allá y también para demostrarle que no ha caído en el olvido.
 
Ceremonia para mejorar la inteligencia
 
Es inútil precisar que todos los miembros de la expedición Choco-Story eran candidatos a la ceremonia.
 
Antes de celebrar la ceremonia, el médico del pueblo se interna en el bosque para recolectar la corteza de 8 especies de árboles.
 
Observemos que el número 8 es importante para los Kuna, tiene un gran valor simbólico.
 
 
 
Fragmentos  obtenidos del libro Los kunas & el cacao , de venta en el ecomuseo del cacao. 
Agregar Comentarios
Nombre:
Comentarios:
 

© 2014 Plantación Tikul. Ecomuseo del cacao. Derechos Reservados. Desarrollado por: intellia.com.mx